Cachorros deseados en diciembre, adultos abandonados en mayo

Los cachorros deseados en diciembre, adultos abandonados en mayo. Estos seres vivos son considerados regalos navideños o de reyes, sin tomar consciencia de la responsabilidad que significan.

El pasado mayo se abandonaron 111 animales en la ciudad, justo en el momento en que muchas dejaron de ser el cachorro adquirido en Navidad. Para evitar que estas situaciones se repitan, el ayuntamiento pone en marcha la campaña No somos un juguete, que busca concienciar de la responsabilidad que implica tener un animal.

Los meses de marzo a mayo son los de mayor abandono de animales en la capital gran canaria. La razón es bien simple, tal y como revela la responsable de Salud Pública del consistorio capitalino, Juana María Mangas. «Es la época en la que esos perros adquiridos en Navidad ya han dejado de ser cachorros y han alcanzado su talla definitiva», además de que «llega el momento de ponerles el microchip y la vacuna obligatoria».

O lo que es lo mismo, llega el momento de entender que no se trata de un juguete más de cuantos recibieron los pequeños de la casa en la fiestas navideñas. «Deja de ser un juguete y empieza a ser una responsabilidad», señala. Y añade que solo en mayo de este año se contabilizaron 111 abandonos, «más que los 102 de agosto a los 101 de septiembre», meses en los que se registran la mayoría de casos.

Por este motivo, entiende que acciones como la campaña No somos un juguete, que pone en marcha el ayuntamiento en estas fechas para concienciar de la importancia de comprar o adoptar un animal, «son un buen dinero invertido en cambiar conciencias». Considera que son eficaces y señala que en la ciudad, en los últimos años, el índice de abandonos ha ido en descenso.

«La adopción tiene que ser totalmente responsable y saber que el cachorro crece, que hay que llevarle al veterinario y que genera unos gastos», señala María Rosa González, directora del Albergue de Bañaderos, y testigo directo de muchos abandonos. (Con información de Canarias)

Deja un comentario